Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Sábado 19 de octubre de 2019
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Abrapalabra Taller Literario
Lanús - Argentina
Taller de escritura, lectura y análisis crítico y
degustativo de las palabras y las metáforas.

Integrantes: Betty Capella, Roberto Cerello, Fabián Di Lernia, Alejandra Fariña, Silvia Fornaro, Miguel Fraguela, María Centurión y Julián Pagano.

Coordinadora: Andrea Testa


Encuentros: Sábados de 17:30 a 19:30 Hs

Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Septiembre 2012
CASTIGO
Mostrar datos Marzo 2012
Mostrar datos Diciembre 2011
Mostrar datos Noviembre 2011
Mostrar datos Septiembre 2011
Mostrar datos Julio 2011
Mostrar datos Junio 2011
Mostrar datos Mayo 2011
Mostrar datos Abril 2011
Mostrar datos Marzo 2011
Mostrar datos Febrero 2011
Mostrar datos Enero 2011
Mostrar datos Diciembre 2010
Mostrar datos Noviembre 2010
Mostrar datos Septiembre 2010
Mostrar datos Julio 2010
Mostrar datos Junio 2010
Mostrar datos Mayo 2010
Mostrar datos Marzo 2010
Mostrar datos Febrero 2010
Mostrar datos Enero 2010
Mostrar datos Diciembre 2009
Mostrar datos Noviembre 2009
Mostrar datos Octubre 2009
Mostrar datos Septiembre 2009
Mostrar datos Agosto 2009
Mostrar datos Julio 2009
Mostrar datos Junio 2009
Mostrar datos Mayo 2009
Mostrar datos Abril 2009
Mostrar datos Marzo 2009
Mostrar datos Febrero 2009
Mostrar datos Diciembre 2008
Mostrar datos Noviembre 2008
Mostrar datos Octubre 2008
Mostrar datos Septiembre 2008
Mostrar datos Agosto 2008
Mostrar datos Julio 2008
Mostrar datos Junio 2008
Mostrar datos Mayo 2008
Mostrar datos Abril 2008
Mostrar datos Marzo 2008
Mostrar datos Febrero 2008
Mostrar datos Enero 2008
Mostrar datos Diciembre 2007
Mostrar datos Noviembre 2007
Mostrar datos Octubre 2007
Mostrar datos Septiembre 2007
Publique su taller

Últimos comentarios de este Blog

29/01/13 | 21:13: daniel coletta dice:
muy muy bueno y además, conmovedor. Yo desee lo mismo cuando tenía 7
06/01/12 | 23:44: Miguel Fraguela dice:
¡Excelente Fabián! Gran poder de sintesis para describir la distancia entre la esperanza y lo que no se puede alcanzar. Este cuento es una pintura. También a mí me conmovió.
17/12/11 | 09:00: Elena A.Navarro(Falta tiempo para tanto decir) dice:
Muy bueno el relato con un final extraordinario, conmovedor
Vínculos
Exilio para no morir Exilio para no morir


Elisa Dejistani, persevera en la reflexión - que es una razón de existir - y lo hac... Ampliar

Comprar$ 30.00

Entrá a Radio La Quebrada

ABRAPALABRA


En este blog encontrarás los textos producidos por los
integrantes del taller, ya sean con consignas previamente
dadas o textos libres.
Creemos y sostenemos el "trabajo de escritura" y "el
aprendizaje en grupo".
Escucha y debate son nuestras herramientas para darle
alas a las palabras; para que poesías, cuentos, ensayos,
sean, además de un hecho estético, un acto de comunicación.


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

EL NIGROMANTE



 

La desaparición de su pequeño hijo, el suicidio de la esposa, acabaron por derribar el delgado muro que separa a un hombre de la locura...

Encontró en la demencia el arte regio de la nigromancia, una forma de entender el lenguaje de la muerte. Descubrir en la insanía la sabiduría de los quietos mundos que separan cielos e infiernos y la noble tarea de volver a unir las partes que alguna vez fueron...Volver a la vida los seres amados, desafiar a los antiguos que moran mas allá de las puertas, vigilando los actos de esta raza degradada de hombres.

El Sr. Miranda estaba en el abismo donde la percepción se transforma en tinieblas, en el reino bajo de las oscuras formas descarnadas de la inmundicia y la corrupción.

Despertó agitado con las pupilas mas dilatadas  que de costumbre.

Sin cuidar ningún detalle y como sabiendo de alguna manera que no habría un después salió de su casa en floresta, subió a su auto y marchó fuera de sí, rumbo a la vieja casona en San Antonio de Areco... Manejaba como un autómata talvez obedeciendo una orden. Llegando al Kilómetro cientoonce notó que se hallaba solo en la ruta...El vehículo fue desacelerándose y al llegar a un desvío con camino de tierra que lleva a un pueblito rural, llamado Duggan, giró en forma brusca...

. Miranda volvió a tomar el control, pero ya no quiso regresar a la ruta y decidió llegar hasta el pueblo. El sol parecía detenido y a unos cincuenta metros, la figura de un campesino vestido con un jardinero azul y amplio sombrero de paja, contemplaba sus  girasoles. Detuvo su auto frente a él y le preguntó si faltaba mucho para el poblado. El hombre del jardinero giró la cabeza, mostraba una cara con pecas y ojos azules y misteriosos. Sin mediar palabra Miranda pareció entender algo que le indicaba y continúo por el camino internándose en una frondosa arboleda.

No había manera de poder ver por donde conducía, los árboles entrelazados no permitía el ingreso ni de un rayo de luz. El lugar era tenebroso, frío y con olores nauseabundos, como el de cadáveres en avanzados estados de descomposición.

Conducía intuitivamente y cada tanto oscura        s y horripilantes sombras aladas cruzaban el sendero. Comenzó a comprender que haber seguido las instrucciones del libro de la muerte significaba entrar en un plano de la existencia incomprensible para su razón. Los signos no podían ser invertidos porque ellos invocaban fuerzas de una dimensión insondable, donde la luz le era ajena. Es desde lo más oculto de esta tenebrosa oscuridad donde escuchó entre las mortecinas notas de un laúd una helada voz que le indicaba:

“NO ABRAIS EL PÓRTICO, SALVO EN EL MOMENTO ESPECIAL QUE HAYÁIS ESTABLECIDO EN EL INSTANTE DE LA APERTURA, Y NO PODRÁ QUEDAR ABIERTO NI UN MOMENTO DESPUÉS DEL PASO DE TIAMAT, SINÓ QUERÉIS QUE EL ABISMO SE ABRA POR TODA LA TIERRA, Y QUE LOS MUERTOS SE LEVANTEN PARA DEVORAR A LOS VIVOS, POR QUÉ ASÍ ESTÁ ESCRITO:HARÉ QUE LOS MUERTOS SE LEVANTEN Y DEVOREN A LOS VIVOS, LE DARÉ PODER A LOS MUERTOS SOBRE LOS VIVOS,DE MODO QUE LOS SUPEREN EN NÚMERO”

No poseía, la voluntad poderosa, la inteligencia ni el conocimiento ritual que requieren los cultores de la muerte. Solo la tristeza y la soledad que lo conducía hacia la esposa y su hijo

Un ruido semejante a un mecanismo de engranajes que se ponían en movimiento, lo sobresaltó.

Tal cual se hallaba escrito en el grimorio de las abominaciones,el signo nefasto de El Señor de los vientos del sur, precedió a la apertura de el pórtico, Miranda se enfrentaba con HUMAWAWA el espejo del futuro, su rostro de vísceras hediondas y acidas licuaron de espanto sus ojos.

Ciego es la única forma de ver lo que viene. Reconocer las formas primigenias de los acontecimientos, recorrer el camino de lo que no es y será, conteniendo la respiración para no perderse en el hórrido perfume de la muerte.

Miranda increpa al ángel oscuro por haberle quitado la vista, sin comprender que como un cirujano de la noche deberá unir las sombras de estos seres que se hallan dispersos en la sucesión infinita de los días.

Cada aproximación de partes de espectros se multiplicaba ante el mínimo intento de tomarlos y reconstruir lo que aún no se había formado.

Agobiado fue sacudido por un estremecimiento. Frente a Miranda aparecía la temida figura de Pazuzu, con sus ojos enrojecidos por el odio y el sufrimiento eterno y con los testículos en putrefacción en sus manos.Aullaba y blasfemaba prometiendo cegar toda simiente sobre la tierra.

¡Soy la verdadera muerte, la que no dejará nuevos frutos!

Vomitaba maledicencia en forma de horribles plagas y enfermedades.

¡Soy la verdadera filosofía que enseña al mundo la guerra,

el más justo de todos dioses!

¡ Soy la daga certera que mutiló lo que amabas!

¡Soy el ángel de la muerte!

Mostraba su poder enfrentando al Sol y la luna y haciendo brotar árboles con sus ramas secas. El viento gritaba como un animal herido envolviendo las nubes que devoraba las estrellas.

La bestia arrastraba a Miranda a través del valle de la muerte hacia el pueblo.Recitaba Pazuzu los versos malditos y cada rima insolente lo acercaba más al centro del pueblo donde ante los azorados y maltrechos ojos de Miranda se erigía la imponente y maligna catedral negra.

El ángel oscuro levantó su mano izquierda y ordenó a las puertas del horrible santuario abrirse.

Las imágenes santas habían sido  violadas y en el centro del altar dos cruces invertidas mostraban los cuerpos de una mujer y un niño despedazados por los  filosos dientes de las Gárgolas sedientas de muerte.

Miranda perdió el conocimiento.

Despertó enfurecido. Frente a el se hallaba AZAG, El señor del Caos, cegado en la batalla de los antiguos y condenado a recorrer una y otra vez el universo hasta el fin de los tiempos. Miranda desesperadamente buscaba la catedral y a Pazuzu que habían desaparecido.

Azag le señaló el bosque de hielo.Miranda subió a su auto y cuando se aproximaba al lugar se dibujo alrededor del bosque un círculo de fuego.Descendió y comenzó a caminar sorteando grietas en cuyo interior podían observarse miserables y desdichadas formas casi humanas, gritando envueltos en poderosas lenguas de fuego.Atravesó el círculo y penetró en el gélido bosque.Lo único que latía era el silencio, ya que ningún corazón se atrevería a marchar en ese infierno helado.Los espejos de agua congelados,permitían ver en su interior siluetas humanas atrapadas para siempre, en el reflejo de un instante de tiempo. El crujir de los zapatos de Miranda sobre el piso de hielo comenzó a escucharse, cuando azorado descubre que tras un espejo se hallaban cautivos su esposa y el niño.Ambos tenían los brazos extendidos y una leve sonrisa, esperando ser liberados.

Estaba muy cerca cuando un torbellino de Sangre brotó y ante si el mas grande de los espantos , que difícilmente un hombre pueda soportar, mostraba como se llevaba todo lo que tuviera vida. Se percibía dislocado a expensas de un ente ingobernable.Su cuerpo parecía despedazarse en el aire. Sobrevino el silencio.

Cuando despertó se hallaba internado en la unidad psiquiátrica de emergencia en San Antonio de Areco.

Lo habían encontrado en el desvío al pueble de Duggan.

Su esposa llegó rápidamente al sanatorio junto a su hijo que por supuesto estaba muy asustado por la conducta del padre. El Dr. Kunkel le administraba una segunda dosis de Veronal Sódico, para controlar los ataques de terror.

El psiquiatra luego de haber escuchado parte del relato de Miranda, quedó en silencio mirando con sus ojos azules a través de la ventana en dirección al lejano bosque.

Un extraño sonido semejante a un mecanismo de engranajes fue seguido de un fuerte golpe del cierre de una puerta.


Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Excelente Excelente - 2 votos  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
16/02/09 | 22:38: EMMA dice:
Fue tan vívido todo lo leído, que creí estar junto a Miranda en cada momento. Excelente. Cumpliste el objetivo de todo escritor. Me atrapaste de principio a fin.
NEMESISEMMA@YAHOO.COM.ES
 
Últimas entradas del mes
23/10 | 16:46 INMORTALES
04/10 | 11:27 MEGALÓPOLIS
25/10 | 22:29 Acto Final
25/10 | 22:26 Primavera
19/10 | 09:54 OPRESIONES Y RESISTENCIAS
05/10 | 10:29 EL ESCARABAJO AZUL
03/10 | 18:10 HABER
28/10 | 00:26 SEPTIEMBRE
22/10 | 09:57 MIEDO
22/10 | 09:56 Y AHORA QUE SOY UNA MESA
20/10 | 12:13 La literatura y yo
20/10 | 12:11 Insomnio de una mujer
16/10 | 21:07 autografía
13/10 | 12:50 EL HOMBRE ZANAHORIA
09/10 | 10:06 nonosuneelamor


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2019- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS