Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Sábado 19 de octubre de 2019
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Abrapalabra Taller Literario
Lanús - Argentina
Taller de escritura, lectura y análisis crítico y
degustativo de las palabras y las metáforas.

Integrantes: Betty Capella, Roberto Cerello, Fabián Di Lernia, Alejandra Fariña, Silvia Fornaro, Miguel Fraguela, María Centurión y Julián Pagano.

Coordinadora: Andrea Testa


Encuentros: Sábados de 17:30 a 19:30 Hs

Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Septiembre 2012
CASTIGO
Mostrar datos Marzo 2012
Mostrar datos Diciembre 2011
Mostrar datos Noviembre 2011
Mostrar datos Septiembre 2011
Mostrar datos Julio 2011
Mostrar datos Junio 2011
Mostrar datos Mayo 2011
Mostrar datos Abril 2011
Mostrar datos Marzo 2011
Mostrar datos Febrero 2011
Mostrar datos Enero 2011
Mostrar datos Diciembre 2010
Mostrar datos Noviembre 2010
Mostrar datos Septiembre 2010
Mostrar datos Julio 2010
Mostrar datos Junio 2010
Mostrar datos Mayo 2010
Mostrar datos Marzo 2010
Mostrar datos Febrero 2010
Mostrar datos Enero 2010
Mostrar datos Diciembre 2009
Mostrar datos Noviembre 2009
Mostrar datos Octubre 2009
Mostrar datos Septiembre 2009
Mostrar datos Agosto 2009
Mostrar datos Julio 2009
Mostrar datos Junio 2009
Mostrar datos Mayo 2009
Mostrar datos Abril 2009
Mostrar datos Marzo 2009
Mostrar datos Febrero 2009
Mostrar datos Diciembre 2008
Mostrar datos Noviembre 2008
Mostrar datos Octubre 2008
Mostrar datos Septiembre 2008
Mostrar datos Agosto 2008
Mostrar datos Julio 2008
Mostrar datos Junio 2008
Mostrar datos Mayo 2008
Mostrar datos Abril 2008
Mostrar datos Marzo 2008
Mostrar datos Febrero 2008
Mostrar datos Enero 2008
Mostrar datos Diciembre 2007
Mostrar datos Noviembre 2007
Mostrar datos Octubre 2007
Mostrar datos Septiembre 2007
Publique su taller

Últimos comentarios de este Blog

29/01/13 | 21:13: daniel coletta dice:
muy muy bueno y además, conmovedor. Yo desee lo mismo cuando tenía 7
06/01/12 | 23:44: Miguel Fraguela dice:
¡Excelente Fabián! Gran poder de sintesis para describir la distancia entre la esperanza y lo que no se puede alcanzar. Este cuento es una pintura. También a mí me conmovió.
17/12/11 | 09:00: Elena A.Navarro(Falta tiempo para tanto decir) dice:
Muy bueno el relato con un final extraordinario, conmovedor
Vínculos
Polisapo Polisapo
Cuento de Augusto Roa Bastos y Alejandro Maciel

Al sapo Clementele duelen dos dientes.


Ha ido al dentista por una autopista.

Ampliar

Comprar$ 15.00
Entrá a Radio La Quebrada

ABRAPALABRA


En este blog encontrarás los textos producidos por los
integrantes del taller, ya sean con consignas previamente
dadas o textos libres.
Creemos y sostenemos el "trabajo de escritura" y "el
aprendizaje en grupo".
Escucha y debate son nuestras herramientas para darle
alas a las palabras; para que poesías, cuentos, ensayos,
sean, además de un hecho estético, un acto de comunicación.


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

Sapo de otro pozo



-           Usted es de acá, de Buenos Aires? – Le preguntó con un acento extraño el jovencito de la mesa de al lado.

Sorprendido, el hombre dejó la tasa de café sobre la mesa y  apartó por un segundo la vista del diario. No esperaba  la pregunta ni que alguien le hablase hoy. Había estado  en el taxi toda la noche y apenas había podido juntar la recaudación para cubrir el alquiler del día – No, soy de Rosario.

-Ah!, pensé que era Argentino – Agregó el chico.

-  Lo soy. La Argentina no se termina en Buenos Aires, querido – Respondió un poco fastidiado. Y vos de donde sos?

- Le digo la verdad?

-  Como quieras.-

- Estoy en Buenos Aires desde hace tres meses, pero  soy un sapo de otro pozo.

- De cual? – masculló volviendo la vista al diario.

- Ojalá lo supiera – contestó el muchacho. Lo que pasa es que con mi familia viajamos mucho….

- Y?

- Que vivo dando vueltas al mundo ….

- Efectos del espejismo…..la gente no se dá cuenta….

- Perdón? Preguntó el chico.

- Que el uno a uno  no es empate, querido – el hombre creyó que el chico no entendía la metáfora.- Ya vas a ver - Completó llamando al mozo con un gesto para pedirle la cuenta. 

- Pocos ganadores y muchos perdedores, no? – La perspicaz acotación del jovencito hizo que suspendiera el llamado.

El hombre se distrajo viendo pasar a otro de traje oscuro que parecía estar hablando solo; con la mano izquierda sostenía junto al oído un enorme aparato anunciando la llegada de los primitivos celulares en el  Buenos Aires menemista. 

 - Pero los viajes que hacemos nosotros no son de placer, se lo aseguro – Acotó el chico. Por los negocios de mi padre este año me tocó estar en España justo para ver las olimpíadas- continuó - Me gusta mucho el deporte…

- A mí las olimpíadas me aburren – respondió el hombre –

- Y a mí  la vida que llevo – acotó el chico con una mirada profunda que el hombre no pudo sostener.

-  A pesar de que lo que él diga, la plata no sirve para nada…..

- Y ahora que andas haciendo por acá? – Preguntó el hombre visiblemente contrariado por el curso que estaba tomando la conversación.

- Despacio, despacio, No se apure. 

-  Pero….si el que empezó con las preguntas  fuiste vos.  Mejor lo dejamos acá. Dejame tranquilo y buenos días –

- No, no. Disculpe – El chico reconoció su descuido e  intentó recomponer la charla. - Vine con mi padre y  su amiga Susana.

- Ahá!

- Ud. tiene cara de joven, pero debe tener unos cincuenta, y además está  triste, no?

Aunque se sentía incómodo, de algún modo le agradaba la  frescura  del chico.

- De donde sacaste eso? –

- Mi madre dice que soy bastante perceptivo. Se lo dice a mi padre, porque a mi no me habla.  Dice que  por eso debe tener mucho cuidado conmigo.

-  Ah! – soltó  el hombre sin comprender aún. Y ella no vino?

- No, le dije que vine con mi padre y su amiga. Mi madre vive en Orlando con un amigo suyo.

- Y vos tenés  dieciseis, no?

- A usted la percepción le falla , señor. Tengo catorce. Nací en el 78, el 25 de junio.-

- Tu papá ya debe estar llegar  – Acotó.

- Ud. cree?

- Mi madre –  al hombre no le gustaba que le respondieran con  preguntas.

- Su  madre?

- Dejá, dejá. De qué cuadro sos?- Preguntó intentando llevar el dialogo hacia un terreno mas vulgar.

- De qué cuadro?

- de  qué equipo de Futbol. Te gusta el futbol?

- Si, claro, imagínese, si nací el día de la final de Argentina y Holanda, cómo no va a gustarme el fútbol. Soy de Racing…..Ud debe tener….. cincuenta y tres.

- Cuarenta y nueve.

- Mi madre.

- Tu madre?

- Si, ella dice que  los hombres…..no tiene importancia. Ud. tiene pesadillas?

- Antes sí.  Ahora, casi ni sueño. Y vos?

- Siempre, todas las noches.

- Soñás o tenés pesadillas?

- Las dos cosas. Y me llamo Eduardo,  ud?

- Antunez.

- Su nombre?.

-          Antunez nomás. Decime querido, no tenés otra cosa que hacer que hablar conmigo?

- Si tengo, pero primero necesito decirle algo.

- A mí? Si ni me conocés?

- Por eso mismo, porque no lo conozco.

- No te entiendo.

- Tengo algo que decirle.

- Bueno. Dale.

-  Quiero saber quien soy.-

El silencio y los ojos del muchacho que lo miraban suplicantes hicieron que el hombre dudara si continuar hablándole o volver al taxi. Estaba acostumbrado a mantener conversaciones similares con sus pasajeros, pero en este caso intuía que la situación era diferente. Tragó con esfuerzo algo más que el café y decidió quedarse.

- Pero yo soy tachero, no psicólogo-  Aclaró

- Ud. no tiene esposa, no?

- No,  ya no tengo.

- Hace mucho que  murió?

- Y quien te dijo que murió?

- Nadie, me dí cuenta por la tristeza de sus ojos.

Sin dudas lo profundo  de la charla lo incomodaba, pero por alguna razón no quería abandonarla. 

-          Por qué me elegiste a mí, querido?

-          Eduardo señor.

-          Bueno, Eduardo. Por qué a mí?

-            Ud. es buena persona, aunque no quiera decirme su nombre -

-          Por qué no hablas con tu mamá y me dejás tranquilo pibe, tengo que seguir laburando.

-          Si pudiera…..

Si sus ojos transmitían la tristeza que ciertamente lo embargaba, los del muchacho revelaban una mezcla de resentimiento contenido  y cierta ternura todavía infantil.  Para disimular  la carga que  le generaba el diálogo, el hombre se sacó los lentes y  empezó a limpiarlos con un pañuelo sucio.

-          Vos no tenés hermanos?

-          Tengo algunas mañas de hijo único, pero no lo soy. Al menos  eso es lo que me dicen.

-          Quienes?

-          No importa. Mi hermana vive allá con mi madre y  hace como tres años que no las veo. Además,  no me llamo Eduardo, me llamo Gabriel.

-          Y eso? Por qué me dijiste otra cosa?

-          Por precaución.

-          Y ahora que te dio?

-          Confianza, usted me dio confianza.

-          Y decime Eduardo, probaste  drogas vos?

-          Gabriel, no Eduardo. Gabriel – le recordó el muchacho.

-          Perdón….Gabriel….Eduardo, que se yo! – Se disculpó Antunez. 

-          Si, pero no me sirvieron, y yo tampoco a ellas.  Mi padre no me dice la verdad, sabe?

- Cuál verdad?   

- La que estoy buscando. Somos tan diferentes…...

-          Que seas su hijo no significa que tengas que ser igual a él – un atisbo de interés asomaba en la voz del taxista.

-          Ese es el punto.

-          Cual?

-          Un día fuimos a la casa de un amigo suyo, un argentino que vivía en París desde el 82, después de la guerra….Cuando llegamos el tipo me vió y le dijo: qué grande que está el pibe, che!.  Después me mandaron a jugar al balcón para sacarme del medio.  Ellos pensaron que yo no escuchaba, y siguieron hablando no se qué cosa acerca de un dinero y unos papeles.

Antunez escuchaba con mas atención.

-           En eso el tipo le dice a mi padre: sabés que todavía me acuerdo de la madre del pibe, che. Ahora que lo pienso, me parece que se nos fue la mano....Cómo gritaba en ese pozo inmundo!.  Y siguieron hablando de un submarino y que vos chito, que nadie se entere, porque sino esas viejas de mierda nos van a romper las pelotas....

Antunez ahora comprendía.

- Lo aburro?

- No,no. Seguí que te escucho, Eduardo, eh…Gabriel…. –

-  El no lo dice pero yo lo sé. No me pregunte cómo, pero yo lo sé…..lo intuyo…. Somos tan diferentes……

Antunez escuchaba y el chico seguía hablando.

-          Sospecho, es verdad, , no tengo pruebas.  Le pregunto, pero él no me contesta. Se calla y me da vuelta la cara. Me esquiva….y siempre está apurado cuando quiero hablarle. Mírelos, ahí vienen….

-          Susana, Papá – dijo el chico levantándose de la mesa – Les presentó al Sr. Antunez.

-          Buenos días señor – Encantado señora. El hombre saludó al taxista con gesto inexpresivo.

-          Señor, espero que el jovencito no lo haya incomodado demasiado– Agregó.

-          Esteeee….. el chico….yo…. – Antunez miraba contrariado al muchacho.

-          Muchas gracias por la compañía señor Antunez –  agradecido el muchacho le estrechó la mano– y por favor no se olvide de mí…

-          Discúlpenos señor pero tenemos que irnos – apuró el padre, esta vez con cierta impaciencia.

-          Si – dijo Susana. Vámonos Sergio, que tu papá tiene cosas que hacer.-

Fabian

10/06/2011


Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Excelente Excelente - 1 voto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
Últimas entradas del mes
23/10 | 16:46 INMORTALES
04/10 | 11:27 MEGALÓPOLIS
25/10 | 22:29 Acto Final
25/10 | 22:26 Primavera
19/10 | 09:54 OPRESIONES Y RESISTENCIAS
05/10 | 10:29 EL ESCARABAJO AZUL
03/10 | 18:10 HABER
28/10 | 00:26 SEPTIEMBRE
22/10 | 09:57 MIEDO
22/10 | 09:56 Y AHORA QUE SOY UNA MESA
20/10 | 12:13 La literatura y yo
20/10 | 12:11 Insomnio de una mujer
16/10 | 21:07 autografía
13/10 | 12:50 EL HOMBRE ZANAHORIA
09/10 | 10:06 nonosuneelamor


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2019- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS