Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Viernes 18 de octubre de 2019
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Abrapalabra Taller Literario
Lanús - Argentina
Taller de escritura, lectura y análisis crítico y
degustativo de las palabras y las metáforas.

Integrantes: Betty Capella, Roberto Cerello, Fabián Di Lernia, Alejandra Fariña, Silvia Fornaro, Miguel Fraguela, María Centurión y Julián Pagano.

Coordinadora: Andrea Testa


Encuentros: Sábados de 17:30 a 19:30 Hs

Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Septiembre 2012
CASTIGO
Mostrar datos Marzo 2012
Mostrar datos Diciembre 2011
Mostrar datos Noviembre 2011
Mostrar datos Septiembre 2011
Mostrar datos Julio 2011
Mostrar datos Junio 2011
Mostrar datos Mayo 2011
Mostrar datos Abril 2011
Mostrar datos Marzo 2011
Mostrar datos Febrero 2011
Mostrar datos Enero 2011
Mostrar datos Diciembre 2010
Mostrar datos Noviembre 2010
Mostrar datos Septiembre 2010
Mostrar datos Julio 2010
Mostrar datos Junio 2010
Mostrar datos Mayo 2010
Mostrar datos Marzo 2010
Mostrar datos Febrero 2010
Mostrar datos Enero 2010
Mostrar datos Diciembre 2009
Mostrar datos Noviembre 2009
Mostrar datos Octubre 2009
Mostrar datos Septiembre 2009
Mostrar datos Agosto 2009
Mostrar datos Julio 2009
Mostrar datos Junio 2009
Mostrar datos Mayo 2009
Mostrar datos Abril 2009
Mostrar datos Marzo 2009
Mostrar datos Febrero 2009
Mostrar datos Diciembre 2008
Mostrar datos Noviembre 2008
Mostrar datos Octubre 2008
Mostrar datos Septiembre 2008
Mostrar datos Agosto 2008
Mostrar datos Julio 2008
Mostrar datos Junio 2008
Mostrar datos Mayo 2008
Mostrar datos Abril 2008
Mostrar datos Marzo 2008
Mostrar datos Febrero 2008
Mostrar datos Enero 2008
Mostrar datos Diciembre 2007
Mostrar datos Noviembre 2007
Mostrar datos Octubre 2007
Mostrar datos Septiembre 2007
Publique su taller

Últimos comentarios de este Blog

29/01/13 | 21:13: daniel coletta dice:
muy muy bueno y además, conmovedor. Yo desee lo mismo cuando tenía 7
06/01/12 | 23:44: Miguel Fraguela dice:
¡Excelente Fabián! Gran poder de sintesis para describir la distancia entre la esperanza y lo que no se puede alcanzar. Este cuento es una pintura. También a mí me conmovió.
17/12/11 | 09:00: Elena A.Navarro(Falta tiempo para tanto decir) dice:
Muy bueno el relato con un final extraordinario, conmovedor
Vínculos
Manual de Psicología Junguiana Manual de Psicología Junguiana


Este libro – el primer manual de la temática editado en la Argentina – es una ... Ampliar

Comprar$ 49.00

Entrá a Radio La Quebrada

ABRAPALABRA


En este blog encontrarás los textos producidos por los
integrantes del taller, ya sean con consignas previamente
dadas o textos libres.
Creemos y sostenemos el "trabajo de escritura" y "el
aprendizaje en grupo".
Escucha y debate son nuestras herramientas para darle
alas a las palabras; para que poesías, cuentos, ensayos,
sean, además de un hecho estético, un acto de comunicación.


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

EL DÍA FINAL



“Papá parece un muerto” pensé al entrar en la habitación ese siete de agosto. Estaba acostado, semi inclinado sobre la almohada, las patillas entrecanas sobresalían de las sienes  y el borde de la oreja derecha estaba más marcado que de costumbre.

-         Me siento mal, me bajó la presión. Estoy débil.

“Papá ya te vas a poner bien, es cuestión de días. Cuando puedas tomar hierro se te va a pasar toda esa flojedad”. Palabras que me salían de la boca y que -ahora me doy cuenta- ni yo misma creía. Palabras que se le dicen a los enfermos para conformarlos, para conformarnos de que todo está bien.

  Me senté a su lado y comencé a frotarle las piernas, tengo frío, frotáme así, yo me encojo, como en posición fetal y  me alivia, hacéme en la otra pierna, Zoe.

  Era raro que me pidiera que lo tocara. Siempre me demostraba su afecto desde la distancia. No dejaba que el contacto físico nos acercara. Estaba educado a la antigua, nunca tuteó a su madre, y cada vez que hablaba de su papá, dejaba notar un  gran signo de interrogación por ese hombre que casi no le dirigía la palabra. Por eso, me pareció raro que me pidiera una caricia.  En ese instante me di cuenta de su fragilidad. Él pidiéndome que le frotara las pantorrillas.

  Le habían cauterizado una úlcera duodenal y estaba convaleciente. Cuestión de días. Una úlcera:  diagnóstico de buen pronóstico.

  Hablamos de bueyes perdidos, de vitaminas, “lo peor que puede pasarte es que no puedas tomar más cerveza”. Mamá iba y venía: Ya había despedido a los de la ambulancia, que dijeron que ese frío que había sentido durante el sueño era un bajón de presión, que elogiaron los autitos de colección que tenía arriba del ropero, guardados en las cajitas, esperando el plumerazo de cada semana.

  Papá lucía un atuendo muy particular: un deshabillé de plush,  a cuadros azules y blancos, heredado de su suegra;   el mismo que usé yo en mi último parto y el de la operación de mamá. Imposible despedirnos de esos fetiches heredados de generación en generación, que nos hacen sentir más seguros en algunas situaciones límites En nuestra familia somos así para pasarnos las tradiciones.  Y así estaba él. Una mezcla de Blake Carrington  con su robe de chambré y  pollito mojado.

 ¿Cuánto tiempo habría pasado ya? ¿Veinte minutos, tres horas, diez segundos? ¿Cuántas pavadas ya habría dicho yo  para conformarlo, cuando nos pidió que lo lleváramos al baño?.

  Mamá lo sentó en la cama, prestando su hombro para que él lo usara de soporte. Trató de convencerlo de usar el papagayo, pero ¿Cómo él, Luis Osorio, empleado de IBM, trabajador desde hacía cuarenta y dos años, padre de familia, obrero laborioso, Sarmiento del torno, fierrero de alma, humildad de pantalones cortos y primera bicicleta remendada, cómo él iba a aceptar ponerse ese cilindro plástico, cómo iba a soportar no estar de pie  aunque fuera tan  solo un día de su vida?. Esa misma mañana y a pesar de los mareos, se había bañado  jurando que no cerraría la puerta con llave y haciéndole prometer a su esposa, que sólo entraría si escuchaba un estruendo jabonoso.

  Me puse de su lado derecho,  pasé su brazo por mi hombro y mamá le preguntó: “¿No podés, no?”. Las piernas le colgaban de la cama como las de un muñeco de trapo, tenía los pantalones por debajo de la cintura y la bata sin atar. “No”. Inclinó su cabeza hacia mi hombro y comenzó a respirar entrecortado. Lo acosté. “¡Mamá, llamá a la ambulancia, respira mal!”. Comencé a frotarle el corazón con mi mano derecha, con la otra le sostenía la izquierda. “Papá, ahora viene la ambulancia y te vas a poner bien”. Papá se sacudía por mis golpes. Los ojos entreabiertos estaban dirigidos hacia el machimbre del techo. Mamá iba y venía, los de la ambulancia no llegaban y yo repetía  -totalmente convencida- “papá, ahora vienen y te curan”. Pero el tiempo pasaba y no llegaban y los ojos estaban cada vez más vidriosos y ya no hacía estertores, a pesar de los golpeteos que le daba en el corazón. Su mirada estaba perdida. Tal vez, en esa infancia carenciada que lo hacía sentir humillado, tal vez, en el nacimiento de cada una de nosotras o en el día de su boda, o en el veinte de mayo, cuando le nació la cuarta chancleta y no podía ocultar la desilusión de no haber engendrado un “Luisito”, a pesar, de la idolatría que después sintió por esa “Victoria”.

  “No me puede estar pasando esto”. Apoyé la palma abierta en su pecho y ni siquiera un eco contestaba . “¿Papá se está muriendo?... ¿Está muerto?”.

 ¿Se puede morir todo lo que dejó? ¿Se puede morir el cañón de bronce que esculpió a los veinte, la cara de felicidad que tenía Lautaro cuando le remontó el primer barrilete, las lágrimas del día que nos recibimos y cumplimos la meta que él mismo no había podido cumplir?

  ¿Se puede morir cada recuerdo? ¿Se pueden morir estas ganas de volver a abrazarlo y el galope que me nace en el pecho cada vez que pienso en sus ojos verdes?

  Los de la ambulancia llegaron tarde y él ahí, con su bata cuadrillé, la cara inclinada y un  abismo que no acaba de cerrarse.

 

                                                                                                                   Andrea Testa

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Calificación:  Votar Aún no han votado este texto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
09/08/09 | 02:06: stellamaris (detrasdelespejo) dice:
en un segundo, retrocedi veinte años en un minuto y recorde la muerte de mi padre, cuando empeoro y lo llevamos al hospital pensando que de esta tambien saldria lo mire y desde la puerta le dije "portate bien" casi me sonrio....fue la ultima vez que lo vi vivo te mando un beso
rojas.stellamaris@yahoo.com.ar
 
08/08/09 | 03:08: Malena (mails que jamás seran leídos) dice:
olvidé darte el nombre del blog,en julio encontrarás lo que te mencioné.
malena271@hotmail.com
 
08/08/09 | 02:57: malena dice:
Andrea:Me hiciste sentirte hermanada en esas ausencias que doleran siempre,y que a pesar de ello son presencias gigantescas .Agosto tambien nos une...Entra en mi blog y hallaras el por qué.
malena271@hotmail.com
 
07/08/09 | 20:33: Mari Carmen(Quiero volar a un sitio soñado dice:
Real, quizá con alguna diferencias. En un mes de Agosto, perdí a un señor de ojos verdes. En pocos días, en mis cortos años, y aún hoy en mi ocaso, no puedo olvidar su mirada de ternura, con reflejos del color del mar de su amado Cantábrico. Vaya recuerdo, Andrea, tan real... Cariños, Maricarmen
mcmenndezg@hotmail.com
 
07/08/09 | 19:41: alejandro romero ( letras al azar) dice:
Impactante. Mas allá de lo tremendo del tema, el texto en sí me lleva a sufrirlo casi físicamente hasta un punto de no poder tolerarlo, en un asalto a la memoria emotiva. Impresionante.
alejandro.romero@live.com.ar
 
Últimas entradas del mes
23/10 | 16:46 INMORTALES
04/10 | 11:27 MEGALÓPOLIS
25/10 | 22:29 Acto Final
25/10 | 22:26 Primavera
19/10 | 09:54 OPRESIONES Y RESISTENCIAS
05/10 | 10:29 EL ESCARABAJO AZUL
03/10 | 18:10 HABER
28/10 | 00:26 SEPTIEMBRE
22/10 | 09:57 MIEDO
22/10 | 09:56 Y AHORA QUE SOY UNA MESA
20/10 | 12:13 La literatura y yo
20/10 | 12:11 Insomnio de una mujer
16/10 | 21:07 autografía
13/10 | 12:50 EL HOMBRE ZANAHORIA
09/10 | 10:06 nonosuneelamor


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2019- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS